A veces el mantenimiento de los faros del coche pasa desapercibido y no se le presta la atención adecuada. Es importante saber cuándo es necesario realizar el mantenimiento de los faros así como contar con las herramientas necesarias para ello.

Pasos para el mantenimiento de los faros del coche

El mantenimiento de los faros cuando estos se encuentran deteriorados y amarillentos, con rayaduras y desperfectos bastante visibles es de vital importancia. En estos casos un pulido no es la mejor solución para garantizar el buen funcionamiento, es necesario realizar un mantenimiento de los faros completo.  Los pasos a seguir para el mantenimiento de los faros son:

  1. Prepara la superficie. Protege con cinta americana la zona alrededor del faro para evitar dañar otras piezas.
  2. Limpia y desengrasa. Emplea un desengrasante especial para plásticos.
  3. Lijar faros. Para ello debe emplearse un papel abrasivo y realizar el pulido con máquina lijadora o a mano. Es importante que no se generen marcas.
  4. Limpiar y desengrasar la óptica. Limpia el foco con un soplador y desengrasa para verificar que se ha eliminado el tono amarillento, si no es así debe lijarse de nuevo.
  5. Lija y limpia. Este segundo lijado debe hacerse con un papel abrasivo más fuerte, para afinar la superficie. Tras este lijado debe limpiarse el faro con desengrasante para plástico y pasar una bayeta atrapapolvos.
  6. Barnizar. Debe ser un barniz que aporte brillo, nivelación, transparencia y sea de secado rápido. Debe aplicarse de forma homogénea por la superficie.

Una vez terminado este proceso, si el mantenimiento de los faros se ha realizado de forma adecuada los faros volverán a tener la transparencia del primer día.

Cómo saber si está bien el mantenimiento de los faros del coche

Además de verificar la transparencia tras el proceso de mantenimiento de los faros es de vital importancia prestar atención a otros aspectos del sistema de iluminación del vehículo. Es importante revisar la altura justa para poder ver la superficie sin deslumbrar al resto de conductores. Esta parte del mantenimiento de los faros debe realizarse periódicamente en todas las luces del coche; los faros, luces de posición, intermitentes y frenos.

El segundo aspecto a tener en cuenta en el mantenimiento de los faros es si están sucios de polvo o acumulación de insectos. Una fina capa de polvo disminuye la eficacia de la iluminación hasta en un 10% y aumenta la probabilidad de deslumbramientos y reflejos. Por ello es importante para el mantenimiento de los faros revisar que se encuentren limpios con regularidad.

El tercer factor importante en el mantenimiento de los faros del coche es controlar la intensidad de los faros y reemplazar la lámpara si fuese necesario. Una luz por debajo de lo recomendado disminuye drásticamente la visibilidad. En caso de necesitar cambiar un faro es conveniente cambiar ambos para mantener una iluminación pareja.

Qué necesitas para el correcto mantenimiento de los faros del coche

Para el mantenimiento de los faros las herramientas necesarias son pocas y fácilmente adquiribles en algún taller o tienda especializada en recambios. Las principales herramientas para el mantenimiento de los faros del coche son la lija, el desengrasante adecuado y la cinta de pintor. También es conveniente contar con un trapo atrapa polvo o de microfibra para asegurar que el desengrasante y la limpieza se hacen de forma correcta.

Sin embargo, la mejor opción para el mantenimiento de los faros es contar con un kit de restauración de faros. Este tipo de kit incluye todo lo necesario para reparar los faros, así como los recipientes y elementos extras necesarios.

Mantenimiento De Los Faros Del Coche
Todo sobre el mantenimiento de los faros del coche 2

Y para terminar debes saber que…

El mantenimiento de los faros del coche es algo fundamental para  la seguridad y el funcionamiento del vehículo, por eso en Piezas Coche ofrecemos los mejores productos y servicios. Contacta con nosotros a través de Instagram