El uso de lubricante para coches es necesario para que este funcione adecuadamente. Un buen uso del lubricante adecuado puede ayudar a alargar la vida útil de los componentes del vehículo. Su principal uso es el de lubricar el motor.

Tipos de lubricante para coches que se aplican en el motor

El principal uso de los lubricantes para coches es su aplicación al motor. No todos los aceites lubricantes son iguales ya que, aunque el objetivo es el mismo, tienen características diferentes.

  • Aceites de motor sintéticos. Son aceites creados en laboratorios, son de coste más elevado que otros y están destinados a motores de altas prestaciones. Ofrece mayores ventajas en términos de protección, por lo que cada vez son más demandados.
  • Aceites de motor semisintéticos. Se hacen con una mezcla de aceites minerales y aceites sintéticos. Tienen una textura más viscosa que el anterior y además es más económico.
  • Aceites de motor minerales. Este tipo de lubricante para coches es refinado con petróleo por lo que su degradación es más rápida. Su coste es bastante más inferior que el de otros lubricantes.
  • Aceites de motos de alto recorrido. La fórmula mejorada de estos lubricantes le aporta antioxidantes para alargar la vida útil del producto. Es aconsejado para coches con largos periodos entre revisiones. No se recomienda su uso si se realizan muchos kilómetros en un corto espacio de tiempo ya que se aprovecha las cualidades del lubricante.

La principal diferencia de los lubricantes para coches y por lo que se recomienda para algunos u otros vehículos es su viscosidad. Esta también deberá determinarse en función de la climatología en el que el vehículo se conduzca ya que en ambientes más fríos la viscosidad deberá ser menor.

Cómo elegir el lubricante para coches adecuado

Saber elegir el lubricante para coches adecuado es muy importante para alargar la vida útil de los componentes del vehículo. En primer lugar es fundamental conocer las propiedades del lubricante para coches, además de la viscosidad también se debe atender a otros aspectos: la untuosidad, la estabilidad, el grado de congelación y el punto de inflamación.

La untuosidad es la que determina la adhesión del lubricante para coches en superficies metálicas, la estabilidad es la resistencia a descomponerse, el grado de congelación deberá garantizar la garantía del lubricante aun a bajas temperaturas y, por último, el punto de inflamación debe ser alto para evitar que genere carbonilla que puedan deteriorar el coche.

Si se tiene la posibilidad de elegir, el lubricante para coches más recomendado es el sintético. Los lubricantes minerales son más baratos, pero deben ser sustituidos más a menudo. Sin embargo, un lubricante para coches sintético ayudará a optimizarlo y su duración será mayor.

Recomendaciones sobre los lubricantes para coches

A veces surgen dudas en torno al uso de lubricante para coches y puede que acabemos aplicándolos de forma indebida. Muchos dudan en si pueden emplear el mismo lubricante para su moto, coche y camión, pero la realidad es que no debe emplearse el mismo, cada uno tiene unos aditivos específicos.

Según pasan los años en nuestro vehículo también es recomendable emplear un lubricante para coches más viscoso. Esto se debe a que el desgaste de los componentes es mayor y se crean holguras que solo con un lubricante más viscoso se consigue la lubricación óptima.

También es falsa la afirmación de que siempre es mejor emplear lubricante para coches con aditivos. Esto dependerá de las especificaciones del fabricante y es algo a tener muy en cuenta pues, en caso de avería, el fabricante no se hará cargo de la reparación si el aditivo empleado no ha sido autorizado por él.

Lubricante Para Coches
Claves sobre el lubricante para coches 2

Y para terminar debes saber que…

El mantenimiento de un coche es algo fundamental para que funcione correctamente, por eso en Piezas Coches ofrecemos los mejores productos y servicios. Contacta con nosotros a través de Instagram